:::: MENU ::::

sábado, 30 de mayo de 2015

  • 30.5.15
El Hospital San Juan de Dios del Aljarafe ha dado un paso más en su campaña de concienciación dirigida a los profesionales del centro que deseen dejar de fumar uniendo, a su programa de deshabituación tabáquica existente hasta el momento, la creación de un nuevo equipo de apoyo multidisciplinar compuesto por un neumólogo y una psicóloga. El objetivo, según han explicado desde el centro es «ofrecer un tratamiento individual avanzado a los profesionales que deseen abandonar el hábito de fumar».

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Coordinado por el doctor Arenas, jefe del servicio de Neumología, este programa cuenta con varias fases de actuación: el primer paso se realiza en la consulta, donde el profesional será evaluado por el neumólogo y donde se le ofrecerá, caso de ser necesario, un tratamiento farmacológico que será financiado por el hospital.

A partir de ese momento, se establecerá una atención de apoyo psicológico durante las distintas fases del proceso de deshabituación. «Trabajamos principalmente la modificación del hábito, por lo que el método empleado es fundamentalmente conductual», señala Mª Ángeles Izquierdo quien insiste en la importancia de trabajar para prevenir la recaída y reforzar la motivación.

No hay que olvidar, como resaltan desde el hospital, que el tabaquismo está considerado por la Organización Mundial de la Salud como una «enfermedad adictiva». Los estudios demuestran que al 70 por ciento de los fumadores les gustaría dejar de fumar y un gran porcentaje de ellos sería capar de realizar un intento serio de abandono si tuvieran ayuda.

Las pruebas científicas han demostrado que la mayor eficacia en el tratamiento para dejar de fumar se consigue combinando el apoyo psicológico con el tratamiento farmacológico, de ahí la creación de este programa que responde, como señalan fuentes del centro, «al compromiso del Hospital San Juan de Dios del Aljarafe con las estrategias de la Red Andaluza de Hospitales Libres de Humo para frenar el tabaquismo».

Además, la prohibición de fumar en todo el recinto hospitalario sin ninguna excepción, hacía necesario el desarrollo de un protocolo de actuación a disposición, no sólo de los pacientes hospitalizados como se viene haciendo desde 2011, sino del propio equipo humano que forma parte del centro.

TOMARES DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos