:::: MENU ::::

viernes, 25 de septiembre de 2020

  • 25.9.20
El enoturismo, gracias a sus propuestas para conocer bodegas y lagares, degustar vinos locales o disfrutar de la gastronomía, se ha convertido en una forma diferente de recorrer España. Así, el 57,8 por ciento de los turistas que durante 2019 visitaron alguna de las Rutas del Vino de España, afirmaron haber visitado anteriormente otra zona vitivinícola, según recoge el último Informe sobre la Demanda del Turismo del Vino de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin).


El informe publicado por Acevin señala que el interés por conocer los destinos vitivinícolas sigue siendo el principal motivo que mueve a los enoturistas, aumentado del 37,9 por ciento al 40 por ciento en el último año, lo que vuelve a poner de manifiesto el gran motor de atracción que supone la cultura del vino. Así, entre las rutas que los encuestados dicen haber visitado con anterioridad destacan Ribera del Duero (39%), Rioja Alavesa (32,4%) y Rioja Alta (31,2%), mientras que en Andalucía, un 15,8 por ciento ha visitado el Marco de Jerez y un 6,9 por ciento Montilla-Moriles, una ruta que se sitúa como un destino futuro para 9,1 por ciento de los encuestados.

Con respecto a las motivaciones principales para conocer alguna de las Rutas del Vino que forman parte de Acevin, si bien la visita a bodegas se convierte en la actividad principal para el enoturista (85,2%), en el último año, la visita a los pueblos que forman parte de una ruta del vino se sitúa en segunda posición como una de las propuestas fundamentales para el 63,2 por ciento de los visitantes; seguido del interés por la gastronomía local (56,5%); y la degustación de los vinos locales (51,1%).

Además, destaca el aumento de otras actividades relacionadas directamente con el mundo vitivinícola como la visita a viñedos o las catas de vino. De esta forma, el objetivo principal del enoturista es conocer los enclaves vitivinícolas de las rutas, conocer su patrimonio, así como la gastronomía local. Tres atractivos que, en el caso de la Ruta del Vino Montilla-Moriles, ha favorecido la aparición de numerosas iniciativas que maridan su tradición vitivinícola con el patrimonio, al cultura e historia local, además de numerosas propuestas gastronómicas.

Asimismo, el nuevo informe destaca que cada vez son más los viajeros que pernoctan en las Rutas del Vino de España (62,94%) frente a los que realizan excursiones, escapadas sin estancia, un dato que puede derivarse del cada vez mayor número de propuestas de calidad complementarias.

Esos viajeros que han pernoctado han elegido sobre todo alojamientos hoteleros de categoría superior o alojamientos rurales. El 22,2%, concretamente, han escogido hoteles de 4 estrellas y el 18,6% han optado por el tipo de alojamiento rural, invirtiéndose las preferencias con respecto al anterior informe.

Un destino para parejas

El estudio del perfil del enoturista de las Rutas del Vino de España vuelve a indicar que la mayor parte de los viajeros lo hacen en pareja (45,3%), seguidos de los que lo hacen en grupos de amigos (30%) y en familia, ya sea con niños (10,6%) o sin niños (6,8%). Aunque los viajes en familia han disminuido ligeramente respecto a los datos del anterior informe, sique siendo notoria la importancia del enoturismo como alternativa vacacional familiar durante los últimos años.

Aunque el turismo del vino es un producto con un cierto equilibro entre sexos, el nuevo informe vuelve a destacar el predominio de la mujer frente al hombre (57,2% frente al 42,8%), habiendo aumentado, además, en varios puntos. En cuanto a la edad de los enoturistas, la mayoría (el 32,5%) tienen una edad comprendida entre los 36 y los 45 años, seguida de la franja de edad que va de los 46 a los 55 años (25,7%). Si en el anterior informe el público más joven (de 18 a 25 años) había experimentado un crecimiento, en este vuelve a retroceder, representando ahora el 6 por ciento del total de visitantes.

El nivel de satisfacción del enoturista de las Rutas del Vino de España sigue siendo elevado: 8,56 puntos sobre 10, destacando aspectos como las visitas a las bodegas, la hospitalidad y la atención al cliente, , la calidad del entorno y el paisaje, los alojamientos y la oferta gastronómica.



I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos