:::: MENU ::::

miércoles, 18 de julio de 2018

  • 18.7.18
Agentes del Puesto de la Guardia Civil de San Juan de Aznalfarache han detenido a una persona por un presunto delito de abusos sexuales en un salón de masajes de Tomares. "La víctima manifiesta que, tras concertar un masaje que le había tocado en un sorteo en su trabajo, se puso en contacto con un establecimiento de masajes en la localidad de Tomares, lugar en el que se produjeron los hechos", señala el Instituto Armado, por medio de un comunicado.



Tras presentarse en el establecimiento para recibir el masaje, la víctima pasó a una sala anexa donde se le indicó que se quitase la ropa. "Se quedó en ropa interior y le sorprendió que no le facilitaran una bata u otro elemento para taparse", añade la Guardia Civil, que detalla que a la mujer le indicaron que se tumbase en una camilla.

"Al darse la vuelta y ponerse boca arriba, cuando así se lo indicaron, el masajista le comenzó a tocar de forma reiterada e insistente la zona del pecho, e incluso le rozó la zona vaginal en varias ocasiones", relata el comunicado de la Guardia Civil, que precisa que, a la vez hacía esto, el hombre rozaba con sus genitales la mano de la víctima.

Las mismas fuentes sostienen que, a pesar de que el masaje era de 30 minutos, duró una hora y diez minutos. "La víctima, pese sentirse muy mal, no supo reaccionar ante esta situación al encontrarse sola en el establecimiento con el agresor, y ser la primera vez que le daban un masaje", indica la Benemérita.

Por parte de los agentes actuantes se identificó y se detuvo inmediatamente al responsable del centro de masajes. Asimismo se comprobó que posee antecedentes por un delito de abusos sexuales cometidos en el año 2015 en el mismo lugar y con el mismo modus operandi. Por todo ello, se procedió a la detención de C.J.M.P, vecino de la localidad sevillana de Olivares, por un delito de abusos sexuales.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos