:::: MENU ::::

domingo, 18 de febrero de 2018

  • 18.2.18
La Consejería de Empleo, Empresa y Comercio destinará 114 millones de euros a incentivos dirigidos a particulares y comunidades de vecinos para la mejora energética de las viviendas, según ha explicado esta semana el consejero, Javier Carnero. Estas ayudas se conceden a través del Programa de Incentivos al Desarrollo Energético Sostenible y, en concreto, de la línea de Construcción Sostenible para proyectos de renovación de instalaciones de aislamiento térmico, iluminación y climatización, entre otros.



El programa incluye incentivos de entre el 25 y el 50 por ciento del coste de la intervención, que puede alcanzar hasta el 85 por ciento en el caso de viviendas sociales. La ayudas cubren un catálogo de 38 tipos de actuaciones diferentes, que van desde el aislamiento de cerramientos, cubiertas y ventanas a obras para ganar luz natural o protección solar.

Javier Carnero ha subrayado la necesidad de esta iniciativa dada la antigüedad del parque de viviendas, "que envejece y precisa ser rehabilitado energéticamente". Y es que más del 50 por ciento de la viviendas en Andalucía se construyeron antes de 1980, sin ningún tipo de requisito energético en su edificación.

La respuesta de la ciudadanía a este programas de ayudas ha sido notable, ya que el consejero ha informado de que en sólo unos meses se han recibido más de 1.300 solicitudes de incentivos, lo que representa una inversión cercana a los 20 millones de euros. El objetivo es superar en esta convocatoria las 23.000 viviendas con un mejor consumo de energía.

Javier Carnero ha destacado así la "apuesta decidida" del Gobierno andaluz para que la ciudadanía abarate la factura, dentro del ámbito competencial de la administración autonómica, ya que la fijación de las tarifas del suministro eléctrico es una facultad estatal exclusiva.

En este sentido, ha criticado que el Gobierno de la nación "se preocupe más de los desajustes económicos en el sector eléctrico que de los desajustes económicos que supone, para las familias, hacer frente a un gasto incierto y a veces inasumible".

El consejero ha censurado igualmente que el consumidor se encuentre actualmente en un estado de indefensión, ante los altos precios de la energía eléctrica; de incomprensión, ante un sistema que no entiende y, además, de impotencia ante una situación sobre la que piensa que no puede actuar.

Ante ello, Carnero ha señalado que la Estrategia Energética de Andalucía 2020 se ha marcado como objetivo "colocar a la ciudadanía en el centro de nuestra política energética", para que le gente "entienda lo que paga por la luz, sepa qué pueden hacer para cambiar esto y que tengan recursos para hacerlo".

Con esta meta se desarrollan desde la Junta distintas iniciativas, entre las que destacan por su mayor impacto estas medidas de fomento de la mejora energética de las viviendas o edificios plurifamiliares. Se trata de poner al alcance de los andaluces un buen número de opciones para la mejora energética de sus viviendas y, en consecuencia, para reducir su factura de luz, ha indicado el consejero, para quien "una energía más limpia, segura, competitiva y accesible es factible, si existe voluntad política para promoverla".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos