:::: MENU ::::

viernes, 10 de abril de 2015

  • 10.4.15
El Aljarafe sevillano y la Alpujarra granadina son polos opuestos en el ranking municipal de la renta media declarada al fisco por los vecinos de toda Andalucía. Mientras la primera comarca alberga a los pueblos más ricos de la comunidad autónoma calibrados con este indicador, en la segunda abundan los que se sitúan a la cola.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Así, Tomares y Espartinas, poblaciones burguesas residenciales de la corona metropolitana de Sevilla, se sitúan a la cabeza de las 765 corporaciones locales de la región por ingresos medios declarados por sus habitantes a Hacienda, con 25.478 euros y 24.478 euros, respectivamente. Estas cifras superan en un 67% y un 60% la media andaluza, que asciende a 15.251 euros. En toda Andalucía, solo 47 municipios superan el promedio regional.

Son los datos recopilados por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), con información de la Agencia Tributaria, correspondientes al ejercicio 2012. Esta renta media es el cociente entre los ingresos netos totales declarados en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en un municipio y el número total de declaraciones que emiten sus vecinos. Mide, por tanto, el dinero «blanco» que se mueve, fruto en su mayor parte de las rentas del trabajo, y cuyo origen, como es el caso del Aljarafe sevillano -donde abundan las urbanizaciones «dormitorio»-, está en otro lugar. En esta escala de la riqueza local no queda suma, obviamente, la economía sumergida

Asimismo, en el análisis de estos datos hay que tener en cuenta que existe un umbral mínimo de renta por debajo de cual no es obligatorio presentar declaración por IRPF, y que en el año fiscal al que se refiere esta información estaba fijado en 22.000 euros.

Los acaudalados

Siguiendo con la lista de los núcleos más acaudalados de Andalucía, en tercer puesto aparece Benahavís, en plena «milla de oro» de Málaga. Llamado el «comedor de la Costa del Sol» por su alta densidad de bares y restaurantes, el turismo, el sol y el mar son sus principales fuentes de riqueza.

Los habitantes de otros siete municipios del Aljarafe sevillano, junto a la propia capital hispalense, también figuran entre los 25 puntos más adinerados de la región, con rentas declarados superiores a 20.000 euros, o rozando esta cifra, como es el caso de la ciudad de la Giralda. Ésta es la cabecera de provincia con la segunda media regional más alta, por detrás de la capital de la Alhambra, que se sitúa en un escalón superior con 61 euros más de media (ver gráfico superior)

La Vega de Granada es el reflejo también de la Andalucía más desahogada. Cájar, el pueblo con menos superficie de toda España (1,65 Km2) y una alta densidad de población, al pie de Sierra Nevada; Otura, populosa en sus múltiples urbanizaciones; la pequeña Dúdar de apenas 340 habitantes; Ogíjares, exponente del boom inmobiliario o Gójar, son poblaciones de esta comarca granadina entre los 25 primeros del ránking.

Huelva está representada en este listado con un único municipio, Aljaraque, uno de los núcleos donde más ha crecido la población en los últimos años (casi 18.500 censados) al convertirse en ciudad-dormitorio de la capital de provincia.

También Almería aparece con una sola población, Turrillas, de apenas 229 vecinos y localizada en el entorno desértico del Campo de Tabernas. Igualmente, Jaén coloca entre los «ricos» a La Guardia de Jaén. Por su parte, los habitantes de Algeciras, Cádiz capital, Los Barrios y El Puerto de Santa María son los que declaran los mayores ingresos a la Hacienda pública en la provincia gaditana.

Población escasa

En el extremo opuesto, el pueblo que refleja una renta media declarada más baja de toda Andalucía es Cumbres de Enmedio, en la Sierra de Huelva. Con un censo de 48 habitantes y un parque móvil de 32 coches, su población está muy envejecida (sólo el 2% del censo tiene menos de 20 años). Como curiosidad, en el siglo XVII este municipio pagó al Rey Felipe IV por ser villa independiente, lo que mantuvo a sus habitantes endeudados durante más de un siglo.

Es el único exponente onubense en el listado de los 25 más «pobres», un adjetivo que para el catedrático de Economía Aplicada José María O’Kean, es «muy matizable». ¿Con una renta más alta el nivel de felicidad es mayor?, se pregunta este experto. La respuesta es «relativa», afirma, y estaría más relacionada con quien te compares. Si los que te rodean se asemejan a ti, la frustración es menor. «La diferencia de renta, la infelicidad, es la que produce la desigualdad», apunta.

No obstante, O’Kean valora este indicador de renta declarada que, por ejemplo, en el caso de Sevilla capital puede reflejar la súper población de funcionarios con nómina de la villa. Los profesionales y pequeños negocios pueden «maquillar» los ingresos mientras los rentistas de pisos alquilados y los rendimientos de las acciones y del trabajo son el mercurio que hace oscilar este termómetro del IRPF. «Yo no hablaría de riqueza, sino de ingresos. La riqueza son activos que cambian de valor», subraya este experto.

En el pelotón de cola y con todos estos matices, hay una presencia destacada de pueblecitos serranos de unos pocos centenares de vecinos y sin las dotaciones que definen el llamado Estado del bienestar. Ni centro de salud, ni escuela, ni por supuesto biblioteca. En algunos casos viven del turismo rural, como Olula de Castro, en Almería, o Murtas. Este pueblo alpujarreño destaca por su originalidad climática: es el municipio con mayor cantidad de días de toda Europa, según wikipedia.

Almáchar, en la Axarquía malagueña, de 1.900 habitantes, celebra la fiesta del Ajoblanco, en la que se toma la preciada sopa fría de ajo y almendras. No es un ratio económico, pero sí un canto al hedonismo.

TOMARES DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos