:::: MENU ::::

viernes, 4 de abril de 2014

  • 4.4.14
Andalucía registró el año pasado un total de 27.056 denuncias por violencia de género, lo que supone un leve aumento, del 0,5 por ciento, con respecto al año anterior, según datos publicados por el Observatorio de la Violencia Doméstica y de Género, adscrito al Consejo General del Poder Judicial.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Andalucía está, junto con Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana y Murcia, entre las regiones en las que se registraron más denuncias por habitante -entre 33,6 y 39,9 por cada 10.000 habitantes-, el doble que las registradas en Castilla y León, Extremadura, Galicia, La Rioja, Navarra y el País Vasco -entre 16,5 y 19,2-.

Además, la región tiene una de las tasas de denuncias por cada 10.000 mujeres más elevada, 62,8, diez más que la media nacional, que fue de 52,18. En el conjunto de España, la cifra de denuncias por violencia de género ascendió a 124.894 en 2013, un 2,8 por ciento menos que en el año anterior, lo que supone una bajada por quinto año consecutivo.

En concreto, desde que en 2008 se produjera un incremento del 12,5 por ciento hasta alcanzar las 142.125 denuncias, el número ha ido menguando: en 2009 se registraron 135.540, en 2010 fueron 134.105, en 2011 se contaron 134.002 y en 2012, 128.543, un 4 por ciento menos. En 2013 fueron 124.894, diez menos cada día que en el año anterior.

En paralelo, ha vuelto a crecer la tasa de mujeres que renuncian a seguir con el proceso: ya son el 12,25 del total de denuncias presentadas, un 1,2 por ciento más que en el año anterior. Aunque en términos absolutos las renuncias se han reducido –hay menos denuncias también– la ratio por cada denuncia presentada ha aumentado en estos últimos cinco años un 8,1 por ciento.

La presidenta del observatorio ha relacionado el descenso de denuncias con la crisis económica, porque “hay mujeres a las que les cuesta dar el paso porque no saben que hay recursos para ellas” y ha descartado que tenga que ver con los recortes en materia de protección.

“Los recursos asistenciales se han mantenido”, ha asegurado, para incidir en que la mayor preocupación de la institución son las renuncias “y el por qué las mujeres no confían en las administraciones públicas”.

Estos datos se registraron en un año en el que fueron asesinadas en España 54 mujeres por los hombres con los que mantenían o mantuvieron una relación de pareja, sólo once de las cuales habían interpuesto denuncias por malos tratos contra ellos.

TOMARES DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos