:::: MENU ::::

jueves, 10 de agosto de 2017

  • 10.8.17
Vivimos en un entorno cada vez más exigente y globalizado en el que se ha instaurado un nuevo escenario con sus propias reglas del juego, denominado Transformación Digital, que exige de manera permanente a las organizaciones empresariales mayor eficacia, eficiencia, agilidad, satisfacción del cliente y optimización de los productos. Estas son las bases para la consecución de objetivos dentro de esta economía tan competitiva, como son la productividad, la mejora continua y la rentabilidad.



En este contexto, la innovación, desarrollo y adaptación de la tecnología dentro del mundo empresarial son elementos indiscutibles. Así, uno de los grandes retos de la sociedad en estos tiempos, de cara a la transformación digital, reside en adaptar a los nativos digitales -personas que han nacido en un mundo en el que la tecnología se encuentra bastante desarrollada y al alcance de muchos-, en competentes digitales -personas con una serie de habilidades en comunicación, colaboración en red, compliance digital, tratamiento y difusión de la información-. Las competencias digitales se han convertido en un factor determinante dentro del perfil profesional y educativo del individuo, al igual que ha ocurrido con las competencias lingüísticas.

Para tratar de mitigar esta brecha digital, la distancia que existe entre las habilidades nativas del individuo y sus competencias digitales, tanto las administraciones y entidades públicas como las privadas están habilitando una serie de iniciativas en el ámbito profesional. Como ejemplo, la Comisión Europea ha constituido la coalición por los trabajos y competencias digitales (The Digital Skills and Jobs Coalition), que está involucrando a muchas organizaciones de distinta índole en la promoción de actuaciones en este campo, vinculadas a la reducción de la mencionada brecha digital, que a día de hoy está declarada en un déficit de más de 500.000 puestos de trabajo que no se podrán cubrir de aquí al 2020 y favoreciendo la integración del sector joven de la población en el mercado laboral del futuro. Este es, a su vez, uno de los objetivos fundamentales de la agenda digital europea y de los países miembros de la CEE.

A nivel educativo, se están desarrollando estándares de referencia, como el marco europeo para organizaciones educativas digitalmente competentes, DigCompOrg, en el que las competencias digitales tienen un papel esencial. Además, la competencia digital ha sido definida como una de las ocho claves para el aprendizaje permanente que el Parlamento Europeo recomienda para todos los jóvenes que hayan finalizado la enseñanza obligatoria. En este pilar residirán sus oportunidades profesionales, de empleabilidad y competitividad en el mercado laboral.

A nivel nacional, hemos visto inversiones importantes en la implantación de infraestructuras y sistemas de información innovadores, así como acceso a Internet en las aulas, aunque este no ha venido acompañado de la capa de empoderamiento y habilitación del conocimiento necesarios para que los docentes puedan aplicar todos estos elementos en la mejora del ambiente del aula. Esto ha supuesto que muchos de esos sistemas hayan quedado paralizados por la falta de habilidades y competencias digitales necesarias para su aplicación.

Por tanto, aún hay un enorme trabajo por hacer, comenzando por las instituciones educativas, que deben adaptar, normalizar y consensuar un modelo de competencias digitales certificadas y estandarizadas, para poder impartir y aplicar una enseñanza alineada con lo que demanda el mercado profesional, para preparar a los estudiantes, formarlos y educarlos con las capacidades y habilidades requeridas en el futuro.

Teniendo en cuenta el planteamiento anterior, considero fundamental que los organismos públicos y privados intervengan en la implantación de las competencias digitales como elemento prioritario para poder llevar a cabo la transformación digital. Por ello, desde Media Interactiva, hemos querido aportar nuestra visión al respecto con la elaboración y publicación de nuestro propio Manifiesto por la certificación en competencias digitales.

Adicionalmente, hemos puesto en marcha el proyecto CERTINET, con el que impulsaremos que el sector educativo, como base fundamental del futuro profesional de nuestra sociedad, tome la rienda de esta situación, integrando y fomentando la implantación de las competencias digitales desde edades tempranas.

DANIEL LÓPEZ
Director Comercial de Media Interactiva

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos