:::: MENU ::::

sábado, 22 de julio de 2017

  • 22.7.17
Autónomos, pymes y otras entidades ya pueden solicitar incentivos a la línea de ayudas Pyme Sostenible del Programa para el Desarrollo Energético Sostenible de Andalucía, gestionado por la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio. Cofinanciada en un 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, las actuaciones se podrán desarrollar en todos los sectores de actividad a excepción el sector agrario primario.



Se pueden solicitar incentivos para la ejecución de 22 tipos de actuaciones, que se dirigen a la mejora energética en los procesos de las empresas a través de medidas de eficiencia energética, energías renovables y de aprovechamiento de energías residuales, la implantación de soluciones inteligentes para la evaluación y gestión de la energía, y el desarrollo de servicios energéticos para la industria.

Para ello, Pyme Sostenible está dotada inicialmente con un presupuesto de 36,6 millones de euros. Con una vigencia hasta 2020, financiará entre el 25 por ciento y el 50 ciento de inversiones para la mejora energética. Así, estás ayudas respaldarán inversiones a partir de los 3.000 euros, con un mayor porcentaje de cobertura para las que conlleven soluciones más complejas e integrales.

22 categorías de actuaciones

En un marco energético como el de Andalucía, en el que se prima la sostenibilidad, la diversificación, la descarbonización y alcanzar un elevado grado de autoabastecimiento, las energías renovables y la biomasa en particular -que de todas las fuentes renovables es la que más cantidad de energía aporta al sistema-, juegan un papel fundamental.

Por eso, esta línea de incentivos incide en el desarrollo de la cadena de biomasa mediante proyectos de producción y/o logística de la biomasa y biocombustibles, llegando hasta el 50 por ciento de ayuda en las soluciones más avanzadas; y en el uso de la energía solar térmica para procesos industriales, buscando el mayor impulso de energías autóctonas.

La renovación de cogeneraciones existentes, con un incentivo general del 30 por ciento, o la implantación de nuevas cogeneraciones de potencia menor o igual a 1.000 kW siempre que el grado de autoconsumo de energía eléctrica sea de al menos el 50 por ciento, es otra de las medidas que se incentivan.

Pyme Sostenible incluye también la implantación de sistemas de gestión energética en flotas de transporte de al menos cinco vehículos, ya sean ligeros o pesados, que permitirá optimizar las rutas y realizar un seguimiento energético, que incidirá en la reducción de la factura de combustible.

La implantación de proyectos de mejora energética, haciendo especial hincapié en las medidas de contabilización, seguimiento y gestión de la energía mediante las TICS; y el establecimiento de procedimientos en la empresa dirigidos a una mejora continua del desempeño energético, a través de la implantación de los denominados Sistemas de Gestión Energética, son otras medidas que se contemplan. Igualmente se incentivan los servicios energéticos que acompañan a inversiones que se acometen por terceros, diferentes de las empresas beneficiarias.

Otras actuaciones que se apoyan son la incorporación de equipos para el aprovechamiento de energías residuales, como la instalación de economizadores de agua en calderas, la recuperación del calor residual generado en los sistemas de compresión de aire o la recuperación del calor de un circuito de condensación, así como el rediseño de procesos para aprovecharlas.

Además, entre los gastos objeto de incentivos se encuentran los destinados a difundir las bondades de las actuaciones acometidas, lo que permitirá a las empresas aprovechar las ventajas comparativas que pueden obtener al realizar medidas con un impacto positivo en el entorno.

Empresas colaboradoras

En Pyme Sostenible la intervención de empresas colaboradoras como proveedoras de las soluciones de mejora no es obligatoria, cosa que sí ocurre en la línea Construcción Sostenible, pero se contempla un mayor porcentaje de ayuda (por lo general, un 5%) si se canalizan a través de las cerca de 2.000 entidades colaboradoras que se han adherido al programa, las cuales actúan en representación de las personas o entidades beneficiarias y como cesionarias del derecho de cobro de los incentivos, así como en la ejecución de las soluciones de mejora energética.

Cuando los solicitantes sean personas físicas, las solicitudes de incentivos se tramitarán a través de una entidad colaboradora. En el resto de casos, cuando los solicitantes hayan optado por la intervención de las entidades colaboradoras en el suministro de los bienes, la prestación de los servicios o la ejecución material de las actuaciones incentivables. En la página web de la Agencia Andaluza de la Energía se puede encontrar el localizador de empresas colaboradoras.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos