:::: MENU ::::

jueves, 11 de mayo de 2017

  • 11.5.17
El Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), a través de su Servicio de Apoyo Psicológico en Crisis para Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas Mortales de Violencia de Género, ofreció ayer en Sevilla la jornada titulada Primeros Auxilios Psicológicos y Comunicación de Malas Noticias en Violencia de Género: las Niñas y los Niños Víctimas de Violencia de Género en una Situación de Crisis y Emergencia en la que participaron más de 80 profesionales.



El encuentro, que fue inaugurado por la coordinadora provincia del IAM, Cristina Galán Cabezón, tuvo entre otros objetivos favorecer un adecuado contacto y acompañamiento inicial a los hijos e hijas de mujeres víctimas mortales; dotar al personal técnico de habilidades y herramientas para la comunicación de malas noticias; establecer cauces de coordinación y trabajo multidisciplinar entre profesionales del campo de la Emergencia Psicológica, el Instituto Andaluz de la Mujer y las administraciones locales.

Entre los contenidos que se ofrecieron en el encuentro destacaron las estrategias para poner en práctica los primeros auxilios psicológicos, así como el análisis de buenas y malas prácticas a la hora de prestarlos; habilidades en comunicación de malas noticias; o el estudio del papel de los profesionales de la psicología de crisis, emergencias y desastres.

Servicio de Apoyo Psicológico en Crisis

El Servicio de Apoyo Psicológico en Crisis para Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas Mortales de Violencia de Género, una iniciativa pionera en España impulsada por el IAM, tiene como fin ofrecer de manera gratuita e inmediata atención psicológica de urgencia a menores y familiares que se enfrentan a un hecho tan traumático como el asesinato de una madre a manos del padre agresor.

El programa, que estará activo las 24 horas durante los 365 días del año, supone la ampliación de los recursos de la Junta para la protección de las personas menores de edad expuestas a la violencia de género en Andalucía, la primera comunidad autónoma en considerar a los hijos e hijas de mujeres maltratadas como víctimas directas de la violencia machista, para quienes desde 2009 se dispone un servicio de atención psicológica.

El servicio, que se ofrecerá en la localidad donde sucedan los hechos, tendrá dos líneas de actuación: una directa con los menores; y otra indirecta con las familias y el entorno, que abarcará desde la comunidad educativa y los centros de salud hasta las fuerzas de seguridad, los medios de comunicación locales o el movimiento asociativo.

En la atención inmediata al menor y a la familia se trabajará para disminuir el riesgo personal asociado al trauma, favorecer la contención emocional, activar los recursos personales de afrontamiento, recobrar el equilibrio emocional, prevenir el duelo patológico, potenciar la resiliencia familiar y asesorar en caso necesario.

Con la comunidad educativa se pondrá el acento en facilitar la recuperación de la normalidad cotidiana y en ofrecer pautas para realizar una acogida adecuada del menor. Asimismo, se ofrecerá formación a profesionales de otros ámbitos que puedan atenderles en un futuro para saber orientar cualquier tipo de intervención.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA / I. TÉLLEZ

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos