:::: MENU ::::

jueves, 26 de enero de 2017

  • 26.1.17
El Consejo de Gobierno ha aprobado el I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en la Actividad Agroalimentaria y Pesquera de Andalucía. El documento establece las medidas previstas hasta 2020 para reforzar el papel de la población femenina en la revitalización y diversificación económica del medio rural y de las zonas litorales con presencia de la pesca.



El nuevo plan del Gobierno andaluz amplía las políticas autonómicas de apoyo al emprendimiento y al empleo con el fin de evitar los riesgos de envejecimiento en unos sectores clave de la economía regional. Actualmente, más de 2,24 millones de mujeres viven en la Andalucía rural, que concentra casi el 55 por ciento del total de habitantes de la comunidad autónoma.

La nueva estrategia, que consolida la perspectiva de género en el ámbito competencial de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, se dirige a mejorar el arraigo de las mujeres, especialmente de las más jóvenes, eliminando los obstáculos que lo dificultan. La mayor parte de sus medidas se desarrollarán en los ámbitos del acceso al empleo, la conciliación laboral y familiar, la profesionalización del trabajo, el apoyo a la iniciativa empresarial y la mejora del reconocimiento social.

Las iniciativas previstas se agrupan en tres bloques dirigidos al fomento de la igualdad en el sector; reforzamiento de la participación de las mujeres y de su posición en las organizaciones profesionales, y medidas específicas para la Consejería.

En el primer bloque los objetivos se dirigen a impulsar la figura de la titularidad compartida de explotaciones agrarias; respaldar la profesionalización de las actividades tradicionales realizadas por mujeres, con especial atención a la artesanía agroalimentaria, y desarrollar programas formativos con perspectiva de género.

Respecto a la participación, la nueva estrategia incluye disposiciones para asegurar la representación equilibrada y fomentar la igualdad de género en entidades como las organizaciones profesionales agrarias y pesqueras o las federaciones de cooperativas.

Por su parte, las medidas específicas para la Consejería incluyen formación para el personal y equipos directivos; desagregación por sexo de todas las estadísticas y registros oficiales; proyectos de difusión y comunicación, y refuerzo de la presencia de las mujeres en las actividades de promoción que impulsa la Administración autonómica.

El plan aprobado por el Consejo enlaza con las actuaciones del marco 2007-2013 del Programa Lidera Andalucía, cofinanciado por la Unión Europea y gestionado a través de los 52 Grupos de Desarrollo Rural (GDR) de las ocho provincias. Esta iniciativa permitió generar y consolidar unos 7.500 empleos para mujeres, además de respaldar la actividad empresarial iniciada por las 300 que se dieron de alta como trabajadoras por cuenta propia.

Los nuevos Grupos de Desarrollo Rural que operarán en el marco 2014-2020 contarán con un presupuesto de 248 millones para impulsar iniciativas emprendedoras y un compromiso de inversión con perspectiva de género de al menos el 20 por ciento.

Diagnóstico

El plan incluye el diagnóstico que por primera vez se realiza en Andalucía sobre la situación de las mujeres en la actividad agroalimentaria y pesquera. Entre otros datos que avalan la necesidad de las medidas propuestas, destacan la baja ocupación femenina en el sector agrario, con un 26 por ciento del total y un 11 por ciento entre las personas asalariadas que trabajan a jornada completa, y en el pesquero (cinco de cada 20 empleos). Además, tan sólo el 30 por ciento de titulares de explotaciones agrarias son mujeres, el 13,7 por ciento en la ganadería.

En líneas generales, el diagnóstico subraya como principales problemas la masculinización y envejecimiento de la población rural, la falta de relevo generacional, la falta de oportunidades para las mujeres y su concentración en las posiciones inferiores de la jerarquía laboral, la mayor intensidad de los roles y estereotipos sexistas en la asignación de los trabajos y la falta de concienciación sobre estas desigualdades.

La nueva estrategia de igualdad, la tercera de tipo sectorial que impulsará el Gobierno andaluz junto con las ya implantadas en la educación y la sanidad, se ha elaborado con las aportaciones de los principales agentes económicos y sociales del sector, así como de las asociaciones de mujeres representativas en el medio rural.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos