:::: MENU ::::

martes, 20 de diciembre de 2016

  • 20.12.16
Andalucía ha registrado un global de 15.736 trasplantes y 6.791 donantes de órganos y tejidos desde que se realizó la primera actuación de este tipo en la comunidad, en 1978, hace casi cuatro décadas. El consejero de Salud, Aquilino Alonso, presidió en Sevilla el 25 aniversario de la creación de la Coordinación Autonómica de Trasplantes, un encuentro donde se analizó junto a asociaciones de pacientes y profesionales la evolución del ente coordinador y del Programa de Donación y Trasplantes en sus 25 años.



De los más de 15.730 transplantes realizados en estos años, 9.975 han sido renales, 3.796 hepáticos, 1.078 cardiacos, 509 de pulmón y 378 de páncreas, además de más 40.000 implantes de tejidos y de progenitores hematopoyéticos.

A lo largo de este periodo, la donación ha sufrido un importante crecimiento en Andalucía. Así, en 1991, se contabilizaron 93 donantes de órganos y se realizaran 288 trasplantes de órganos sólidos, mientras que a lo largo de 2016, se han llevado a cabo 791 trasplantes gracias a la generosidad de 384 donantes, "cifras récord en nuestro entorno occidental", como reconoció el consejero.

"Este crecimiento exponencial en la realización de trasplantes supone haber vencido multitud de obstáculos, gracias a la permanente actividad investigadora e innovadora de los equipos de donación, extracción y trasplantes", afirmó el consejero, que también agradeció el papel de los profesionales de diversos ámbitos que intervienen en la donación y trasplante y al conjunto de la ciudadanía andaluza por su generosidad.

Entre las cifras clave de estos 25 años de historia de la Coordinación Autonómica de Trasplantes destacan las tasas de donación: en 1991 las cifras de donación se situaban en 13,4 pmp (por millón de población), por debajo de la media española, que era de 20 donaciones pmp. En la actualidad, la cifra se sitúa en 47,8 donaciones pmp, por encima de la media nacional, de 43 pmp. Además, hace 20 años el 60 por ciento de la población andaluza decía sí a la donación frente al 90 por ciento de aceptación actual.

Perfil de donantes

El incremento de la donación a lo largo de estos 25 años se ha enfrentado, paradójicamente, a la reducción de la población donante y un aumento de su edad media, debido a la disminución en la mortalidad por accidentes de tráfico e ictus, lo que se ha traducido en una menor disponibilidad de órganos válidos.

El porcentaje de donantes por accidentes de tráfico se ha reducido del 40 por ciento a principios de los 90, a un 3 por ciento en la actualidad. También ha habido un descenso en las muertes encefálicas, las que producían un mayor número de personas donantes, gracias a la mejor asistencia médica.

"Frente a estas dificultades, la sanidad pública andaluza ha ido desarrollando nuevas iniciativas, como la donación de vivo, el trasplante renal cruzado, la donación en asistolia, el trasplante birrenal, el trasplante hepático en dominó, el trasplante hepático en "split" o la extracción por laparoscopia del injerto en una donante viva", recordó el consejero, quien también puso en valor la implantación de nuevas tecnologías en tejidos y el avance en trasplantes con células madre, como en el caso de la piel artificial con células autólogas para grandes quemados.

Una de estas iniciativas que más impulso ha tomado desde 2008 es la donación en asistolia y que en palabras del coordinador de trasplantes andaluz, Manuel Alonso, "comenzó a dar tímidos resultados en 2010, con 10 donaciones, 3,8 por ciento, y alcanzando en 2016 el 27 por ciento de las donaciones, más de 100 donaciones.

En la modalidad "no controlada" de esta donación, el paciente sufre una parada cardiorrespiratoria en la vía pública o en su domicilio y, si no responde a las medidas de reanimación, cuando llega al hospital se certifica su fallecimiento, y entonces puede ser donante de órganos obteniéndose éstos en las mejores condiciones posibles. Está siendo desarrollada actualmente en los hospitales Virgen de las Nieves de Granada y Virgen del Rocío de Sevilla.

La modalidad "controlada" hace referencia a la donación de órganos que acontece a partir de personas fallecidas por criterios circulatorios y respiratorios tras una limitación de tratamiento de soporte vital en un hospital. Esta última modalidad es la más habitual y se ha realizado ya en más de una docena de hospitales públicos andaluces (80 hasta ahora en 2016).

Alonso quiso también poner en la importante labor de todos los agentes implicados en el proceso de donación-trasplante, especialmente las asociaciones de pacientes, agentes sociales y profesionales sanitarios y ha mostrado su agradecimiento a los donantes y sus familiares: "sin ellos, sin los donantes, no hay trasplantes", ha dicho.

Donación de médula ósea

En los programas de médula ósea también ha marcado el liderazgo Andalucía. Hasta el mes de noviembre se han incorporado 30.320 nuevos donantes al Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), cuando el objetivo anual era de 4.463. En 2014 la cifra fue de 7.048 y en el pasado año se consiguieron 8.553.

"Este crecimiento tan importante es lo que ha situado a la comunidad como la que más donantes ha conseguido en el marco de la estrategia nacional que se puso en marcha en 2013 para promocionar este tipo de donación", dijo Aquilino Alonso. Andalucía, que ha duplicado el objetivo previsto en los tres años desde que se implantó el Plan Nacional de Médula Ósea, contribuye actualmente con el 20 por ciento de los donantes de médula ósea de España al registro mundial.

El objetivo del Plan es que aquellos pacientes que necesitan un trasplante de progenitores hematopoyéticos tengan las máximas probabilidades de que se realice con éxito, en las mejores condiciones y con la mayor agilidad y comodidad posible.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos