:::: MENU ::::

miércoles, 14 de diciembre de 2016

  • 14.12.16
Andalucía es la región líder nacional en uso de la energía solar para la producción de energía térmica, superando en noviembre de 2016 el millón de metros cuadrados en captadores solares térmicos instalados (1.015.244 metros cuadrados). Según los datos ofrecidos por la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio, gracias a ellos se evita la emisión de 223.000 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a retirar de la circulación de 106.000 vehículos.



En la última década, la superficie de instalaciones solares térmicas en Andalucía ha tenido un crecimiento medio anual del 13 por ciento, llegando a superar incluso el 20 por ciento en los años 2006, 2007 y 2008. Las horas de sol con las que cuentan las provincias andaluzas durante todo el año, en algunas zonas con más de 3.000, y los programas de incentivos ofrecidos por la Junta de Andalucía han propiciado este ascenso.

Sólo en 2015 se incentivaron 10.069 proyectos mediante el Programa de Incentivos para el Desarrollo Energético Sostenible, que supusieron más de 46.000 metros cuadrados de superficie de captación solar térmica; y 2.552 proyectos a través del Programa de Impulso a la Construcción Sostenible, que permitieron la instalación de 3.400 metros cuadrados más.

Actualmente, la aplicación más extendida de energía solar es el calentamiento de agua para uso doméstico, aunque cada vez se está generalizando más su uso para el calentamiento del agua de piscinas, la calefacción y la climatización, e incluso para la refrigeración con energía solar.

Generadora de empleo

En Andalucía hay más de 1.000 empresas que instalan o mantienen sistemas asociados a la generación de energía térmica, principalmente a partir de la energía solar y de la biomasa, lo que permite mantener unos 17.000 empleos (entre directos e indirectos). Además, asociada al desarrollo de la energía solar, la región dispone de una industria tecnológica que da cobertura en gran medida a las necesidades de las instalaciones.

Asimismo, hay plantas de fabricación de captadores solares térmicos en funcionamiento desde hace más de 30 años en Málaga, a las que se han ido sumando en los últimos años otros fabricantes en las provincias de Almería, Granada, Jaén y Sevilla.

Además, la Junta de Andalucía impulsa un modelo de suficiencia energética bajo en carbono que, en línea con los objetivos marcados por parte de la Unión Europea, esté orientado a aprovechar al máximo e impulsar las energías renovables.

Uno de los principios en los que se sustenta la Estrategia Energética de Andalucía 2020 es el de contribuir a un uso eficiente e inteligente de la energía, priorizando el uso de los recursos autóctonos sostenibles, así como los sistemas de autoconsumo; y situar a los sectores de las energías renovables y del ahorro y la eficiencia energética como motores de la economía andaluza. De esta forma, mantiene como uno de sus objetivos el aporte con energías renovables del 25 por ciento del consumo final bruto de energía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: J.P. BELLIDO

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos