:::: MENU ::::

sábado, 7 de marzo de 2015

  • 7.3.15
El Ayuntamiento de Tomares celebró el 5 de marzo el Día Mundial de la Eficiencia Energética, con la renovación del alumbrado público del 70 por ciento de las calles de la localidad por un sistema eficiente energéticamente de bajo consumo, que ha supuesto al Consistorio un ahorro medio en la factura de la luz del 56 por ciento llegando en algunos cuadros al 80 por ciento, además de mejorar la iluminación de las calles y eliminar la contaminación lumínica en el municipio. Un proyecto que ha situado a Tomares a la vanguardia de ciudades españolas en alumbrado público y eficiencia energética.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Se trata de una importante actuación en la que se lleva trabajando desde hace meses, que se inscribe dentro del proyecto de la Unión Europea “Tomares, Ciudad de Empresas Responsables”, dotado con una inversión de 516.473,60 euros, financiado en un 80% con fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Regional) y un 20% por el Ayuntamiento.

“Con esta medida Tomares se adelanta seis años a la normativa europea y se sitúa a la cabeza de los municipios españoles en eficiencia energética, sostenibilidad, energías renovables, mejora de la calidad del alumbrado, mejora del medioambiente, freno al cambio climático, ahorro energético y ahorro de dinero público que destinaremos a políticas sociales”, destaca el alcalde de Tomares, José Luis Sanz.

Un proyecto que ha supuesto, además del cambio de las luminarias, la implantación de un innovador sistema de telegestión que permite disponer de información en tiempo real del alumbrado público, controlar los horarios de encendido y apagado con la consiguiente disminución del consumo eléctrico, verificar el consumo, detectar averías y avisar automáticamente al personal de mantenimiento para su arreglo inmediato antes de que los vecinos noten la incidencia.

Mejor iluminación, menor consumo

La actuación, que el Ayuntamiento empezó a ejecutar en julio del año pasado hasta el pasado mes de febrero, ha permitido cambiar las antiguas farolas y lámparas por otras nuevas más eficientes que garantizan un menor consumo, mayor ahorro y menor contaminación lumínica. En la mayor parte de las zonas, se han sustituido lámparas de mercurio y otras poco eficientes por lámparas de halogenuro metálico; y por tecnología led de última generación en zonas como el centro del municipio.

Unas luminarias que mejoran la iluminación de las calles y reducen considerablemente la contaminación lumínica de fachadas y cielo nocturno, proyectando la luz sólo hacia donde deben iluminar (calzada, acerados y zonas verdes). Además, también se han sustituido los antiguos balastos electromagnéticos por otros electrónicos regulables de forma autónoma, que permiten reducir rebajar los niveles de alumbrado en las horas de menor tránsito, con el consiguiente ahorro de consumo eléctrico.

TOMARES DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos