:::: MENU ::::

viernes, 5 de septiembre de 2014

  • 5.9.14
La Feria de Tomares, la primera del Aljarafe tras el verano, alcanza su ecuador ofreciendo diferentes jornadas de diversión en su nuevo recinto, situado junto a la avenida de los Olivos.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

A las doce de la noche del pasado miércoles, la Feria quedaba oficialmente inaugurada con el alumbrado, que corría a cargo del alcalde, José Luis Sanz, quien estuvo acompañado por su equipo de Gobierno y por cientos de vecinos y visitantes. Al ritmo musical de la Banda Sinfónica Municipal, se encendían las 95.800 bombillas led de bajo consumo que iluminan el Real, dando el pistoletazo de salida a cinco días de diversión.

La Feria 2014 está llena de novedades. La primera, y quizás más importante, es la eliminación de las tasas a los caseteros. “Hemos hecho un gran esfuerzo para lograr una Feria de primera como se merecen los vecinos, y consolidar a Tomares como un lugar también de referencia y diversión en el Aljarafe y en la que recibimos a todos los sevillanos con los brazos abiertos”, ha destacado el alcalde de Tomares, José Luis Sanz.

Otra novedad es la nueva ubicación, que es provisional. El nuevo recinto ferial está situado junto a la avenida de los Olivos, en un gran solar de 8.800 metros cuadrados. "Se trata de una zona muy céntrica y bien comunicada" explican desde el Consistorio. Para mitigar el calor, la Caseta Municipal cuenta este año con aire acondicionado y se ha cubierto con toldos el paseo de casetas que se ha instalado en doble hilera al estilo de las ferias tradicionales. También se ha habilitado un aparcamiento en la calle Alonso Cano, junto al recinto ferial, para facilitar el acceso a los vecinos y aumentar las plazas.

El Ayuntamiento ofrece este año una gran programación pensada para todos los gustos y edades, donde prestan especial atención a los más pequeños, con numerosos concursos, como el de cocina entre abuelos y nietos. Además, cuenta con variadas actuaciones musicales, como la de ‘Los Secretos’ o Hugo Salazar.

“La Feria es la fiesta más antigua de Tomares, con casi cien años de historia, una fiesta que sirve para dar mayor proyección al municipio, además de generar empleo y ser buena para los caseteros, las hermandades, peñas y colectivos, para quienes supone una fuente de ingresos, y como punto de encuentro de todos los vecinos tras las vacaciones. Por ello, a lo largo de los años, hemos apostado siempre por mantenerla o incluso potenciarla, porque es buena para Tomares y no hay mejor manera de iniciar la temporada que con una Feria que sirve de punto de encuentro para los vecinos”, ha añadido Sanz.

La Feria es conocida en toda la comarca del Aljarafe por su ambiente familiar, tranquilo y seguro, donde vecinos y visitantes disfrutan de la buena gastronomía local en las casetas y donde los niños se divierten en las variadas atracciones.

TOMARES DIGITAL / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos