:::: MENU ::::

lunes, 14 de abril de 2014

  • 14.4.14
Partido clave el que se disputó el viernes en el San Sebastián y que se saldó con la victoria tomareña por 5-4 sobre el Marinaleda, que llegó a empatar por dos veces a un Tomares que no supo cerrar el partido y que sufrió una larga agonía para llevarse los tres puntos. A los pocos segundos de partido, el Marinaleda se plantó con un balón largo delante de Luis, al que casi sorprenden. Era un preludio de la lluvia de goles que caería en el partido.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN
                                                                                                                FOTO: JUAN CARLOS RODRÍGUEZ

El Marinaleda comenzó el encuentro con la línea defensiva muy adelantada, aspecto que aprovechó Enrique para dejarse caer desde banda izquierda por la espalda de los centrales y recepcionar una gran diagonal de Seba. Disparo cruzado y 1-0 en el marcador cuando apenas se había cumplido el minuto diez de partido.

A los visitantes no les quedó más remedio que dar un paso atrás y el Tomares aprovechó los espacios para jugar entre líneas y darle sentido al juego. Otro balón sobre Enrique, que aprovechó un mal fuera de juego tirado por la defensa, acabó con un nuevo gol del tomareño. 2-0 en el marcador.

El Marinaleda parecía muerto y el Tomares se relajó. En un saque de banda colgado al área, un mal despeje tomareño acabó en pies marinaleños. Los visitantes transformaron y se llegó al descanso con 2-1. A los pocos minutos de la reanudación el bigoleador de la tarde tuvo que ser sustituido por lesión y entró Álex. Lucas ya había sido sustituido en la primera parte por Álvaro también por lesión.

A los diez minutos de la segunda parte, Juanito recortó por dos veces al central en la frontal del área y batió al guardameta visitante para colocar el 3-1 y traer de nuevo la tranquilidad. Pero en un balón parado, en el que la defensa y Luis midieron mal, llegó el 3-2. El Marinaleda volvía a meterse. Minutos más tarde llegaría el empate en un penalti. Miguel Ángel saltó con el delantero y el árbitro consideró que el primero cometió falta. El delantero del Marinaleda engañó a Luis y se establecía el 3-3.

Automáticamente el Tomares se volcó y encontró el 4-3 en un centro pasado que Álex remachó a la segunda. El partido estaba roto y los visitantes aprovecharon un balón en banda para sacar un centro raso y batir a Luis en el área pequeña, de nuevo empate, 4-4.

Cuando más difícil parecía la victoria, Álex encaró por banda derecha y se sacó un latigazo cruzado para poner de nuevo a los suyos con ventaja. 5-4. Con un futbolista menos y con más corazón que cabeza, el Marinaleda consiguió arrinconar al Tomares y forzar un nuevo penalti en el descuento por manos de Miguel Ángel. Esta vez, Luis si acertó el lanzamiento y dejó los tan necesitados puntos en tierras aljarafeñas.

ADRIÁN GUAREÑO / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos