:::: MENU ::::

lunes, 17 de marzo de 2014

  • 17.3.14
Tomares cuenta con un plan de emergencia municipal (PEM) homologado por la Comisión de Protección Civil de Andalucía. Actualmente, en la provincia de Sevilla hay 72 ayuntamientos que cuentan con estos planes, que permiten la coordinación y movilización de recursos tanto municipales como supramunicipales, asegurando la capacidad de gestión de las emergencias en todo el territorio.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Estos planes ya «oficiales» dan cobertura a más de 1.800.000 habitantes, es decir, el 95% de la población de toda la provincia. No obstante, un tercio de los municipios de la provincia de Sevilla no tiene aún plan de emergencia en vigor, esto es, que hayan recibido la homologación y estén en vigor para actuar en situaciones de peligro o catástrofes.

De las 105 localidades sevillanas, hasta 33 están a la espera de tener ese documento desarrollado y respaldado por la Comisión Regional de Protección Civil, ente dependiente de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía que debe conceder la homologación a cada plan.

Estas localidades que aún no disponen de un plan municipal específico tienen garantizada su cobertura y protección en caso de cualquier eventualidad, evidentemente, a través del Plan Territorial de Emergencias de la Comunidad Autónoma, si bien necesitan cuanto antes un esquema de actuación propio que cuente con las peculiaridades de cada localidad para que la respuesta sea más eficaz en caso de tener que activarse una emergencia.

Del pleno a Protección Civil

Tras la elaboración del plan de emergencia, éste debe ser aprobado en el Pleno municipal correspondiente y posteriormente, homologado por la Comisión de Protección Civil de Andalucía. Ahora mismo, hay siete ayuntamientos sevillanos con su PEM aprobado en pleno pero pendientes por parte de Protección Civil: Aguadulce, Almensilla, Gerena, El Madroño, Los Molares, Las Navas de la Concepción, El Ronquillo.

Además, hay cuatro municipios con el plan redactado pero a la espera de que sus respectivos plenos los aprueben: Algámitas, Aznalcóllar, Guadalcanal y Salteras. Llama la atención que en un pueblo como Aznalcóllar, con un precedente en catástrofe tan presente como el del vertido de Boliden de 1998, no haya aún plan de emergencia pese a que han trasncurrido más de 15 años.

La lista de localidades con el plan de emergencia en elaboración es todavía amplia: Albaida del Aljarafe, Alcolea del Río, Almadén de la Plata, Aznalcázar, Carrión de los Céspedes, Castilleja del Campo, Castilleja de Guzmán, El Castillo de las Guardas, Coripe, El Garrobo, Huévar del Aljarafe, Isla Mayor, Lantejuela, La Luisiana, Marinaleda, Martín de la Jara, Peñaflor, Paradas, La Puebla de los Infantes, El Real de la Jara, El Rubio, El Saucejo. Varios de estos últimos, eso sí, están prácticamente finalizados como son el caso de Coripe o El Castillo de las Guardas.

Hace sólo unas semanas, la Junta de Andalucía daba la aprobación definitiva a los planes de una veintena de municipios sevillanos, con lo que hasta finales del año pasado eran más de 40 los que carecían de este mecanismo coordinado de reacción ante catástrofes.

MARÍA JOSÉ UFARTE / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos