:::: MENU ::::

lunes, 31 de marzo de 2014

  • 31.3.14
Recibía el conjunto aljarafeño al líder de la categoría con ilusión y confianza de conseguir un resultado positivo, pero el buen hacer de los visitantes y las decisiones arbitrales dilapidaron las opciones tomareñas (1-3).

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Y es que el líder estuvo en todo momento un peldaño por encima de los tomareños. Muy bien plantados en el campo, los de Morón dificultaron cualquier avance que intentaban montar los chicos de Gabi Hijón.

A pesar de ello, la primera ocasión fue para el Tomares, pero Enrique, uno de los mejores en los locales durante todo el partido, no logró materializar. A los pocos minutos, una contra rápida del líder acabó en penalti claro para los visitantes. El guardameta Luis acertó el lado del lanzamiento pero no logró desviar. Era el 0-1.

El Tomares no acertó a contrarrestar las contras visitantes, y en una de ellas, los moroneros se toparon con el palo de la portería defendida por Luis. En ese momento, parecía que el Morón iba a dominar el partido. Pero los auriazules se vinieron arriba, siendo durante algunos minutos algo superiores a su rival y consiguieron mandar un balón al larguero. El empate no quiso llegar.

Fue entonces cuando llegó una jugada que marcaría el devenir del encuentro. Juanito, tras una jugada espectacular, se plantó en el área y fue objeto claro de penalti. El linier lo pitó, pero el árbitro pareció desentenderse de la jugada. Tuvo entonces que acercarse el colegiado principal a dialogar con su ayudante. Varios minutos después, el árbitro decidió no cobrar la pena máxima.

A partir de este instante, los nervios se instalaron en los jugadores tomareños, que se cargaron de varias tarjetas amarillas. Se llegó con 0-1 al descanso y la sensación de que el empate hubiera sido lo más justo.

La fortuna tampoco iba a sonreír al Tomares en la segunda mitad, ya que el 0-2 y el 0-3 llegarían en jugadas calcadas, ambas en claros fueras de juego. Con este resultado en el marcador, Gabi sustituyó a futbolistas claves para evitar tarjetas y males mayores.

A falta de 15 minutos, y el Tomares deseando que el partido terminara, Enrique marró un uno contra uno contra el guardameta rival. Minutos más tarde, Enrique encontró su premio en un disparo desde fuera del área y maquilló el resultado. 1-3.

Todavía iba a tener Enrique una más en el descuento, pero el guardameta moronero estuvo más acertado que el delantero tomareño. La noticia positiva es que los resultados han acompañado y el Tomares sigue a 6 sobre el descenso. La próxima salida, a Ciudad Jardín, será crucial.

ADRIÁN GUAREÑO / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos