:::: MENU ::::

lunes, 17 de febrero de 2014

  • 17.2.14
La UD Tomares consiguió el pasado domingo una necesitada victoria en La Rinconada por 2-4, tras dos derrotas consecutivas que lo habían acercado de nuevo al descenso. No era el estadio más propicio para volver a la senda de la victoria, pero los chicos de Gabi Hijón demostraron ser más equipo que el rival para llevarse los tres puntos a casa.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN
                                                                                                                            FOTO: JOSÉ LUIS TORRES

El partido se puso de cara muy pronto para los tomareños, que se vieron con un penalti a favor a los diez minutos de partido. Juanito fue derribado en la frontal del área pequeña cuando iba a fusilar al portero rival. La acción se saldó con penalti a favor de los visitantes y tarjeta amarilla para el infractor. Miguel Ángel no perdonó desde los once metros y puso el 0-1.

Poco le duró la alegría al conjunto tomareño, que vio cómo el Rinconada igualaba el encuentro en una buena falta botada por Cordón que tocó en el larguero y en la espalda de Borja antes de alojarse en la portería. Era el 1-1. A partir del empate ambos equipos buscaron imponer su juego. Los locales a base de balones largos, y los auriazules sacando el balón desde atrás, pero esta vez la transición fue muy lenta, lo que provocaba una presión alta del rival.

Con este marcador se llegaría al descanso. La segunda parte se animaría rápido. El Tomares salió muy decidido a por el encuentro, dejando al descubierto las carencias del equipo local, que poco a poco se fue descomponiendo. Lucas, tras un rechace del portero estableció el 1-2 en el marcador.

Minutos más tarde, Juanito robó el balón al lateral y fue derribado en la frontal por el portero, que era el último hombre y vio la tarjeta roja. En esa misma falta, Alberto conseguía el 1-3 y daba la puntilla a los locales.

Tras llegar el gol, el Rinconada buscó desestabilizar al equipo tomareño mediante las provocaciones, pero lo que llegó fue el 1-4, obra de Lolo que de una excelente vaselina superaba al guardameta local.

En la última jugada el partido, los locales lograron el definitivo 2-4 tras aprovechar un rechace en el área para batir a Borja, que completó un gran partido. Victoria importante que permite a la UD Tomares colocarse de nuevo a un pasito sobre el descenso con 31 puntos.

ADRIÁN GUAREÑO / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos