:::: MENU ::::

jueves, 20 de febrero de 2014

  • 20.2.14
Lo de los plenos en el Ayuntamiento de Tomares va camino de batir todos los récords. No hay sesión en la que no haya que reseñar alguna salida de tono, o la pérdida de las formas por parte de algunos concejales, aunque lo de hoy ha sido un auténtico esperpento.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Arrancaba la sesión a las nueve y media de la mañana con el pleno extraordinario. Ya el ambiente comenzaba a tensarse cuando el alcalde de la localidad, José Luis Sanz, anunciaba que “el debate de los seis puntos establecidos en el orden del día sería conjunto y la votación por separado”.

Pese a las primeras inconformidades, la sesión plenaria se iniciaba con la petición al alcalde a revocar a los concejales del Ayuntamiento imputados por el Juzgado de Instrucción Número 8 de Sevilla, así como su renuncia a las actas. El desencuentro entre la oposición y el equipo de gobierno en este tema ha vuelto a quedar patente, de manera que al final no se termina de saber qué solución se tomará al respecto.

El siguiente punto caliente de la sesión ha sido la petición de una auditoria externa independiente de las cuentas anuales 2007-2011, un asunto que “es necesario porque ya nadie se cree las cuentas del consistorio” según indicaba el portavoz del PA en Tomares, Alberto Mercado. En similares términos se expresaba Cristina Pérez, del PSOE: “Lo único que pedimos es transparencia, documentación y garantía”.

El inicio del procedimiento de aprobación de las cuentas anuales 2012 y la creación de la comisión de seguimiento y control de la gestión del alcalde, punto cuarto y quinto en el orden del día, también han sido solicitados insistentemente por la oposición. Para dar ‘respuestas’ a estos temas, ha intervenido Eloy Carmona, que ha señalado que el equipo de gobierno “no tiene nada que ocultar. Hemos dados las explicaciones necesarias ante los magistrados correspondientes. No se ha quedado nada en el tintero”.

Y la crisis ha llegado cuando le tocaba, de nuevo, intervenir a la oposición. José Luis Sanz no ha dado lugar a réplicas pues “a las 11:00 horas daba paso el pleno ordinario” y la “oposición ya había agotado su tiempo de exposición”. Valme Sánchez, portavoz de IU, exigía a voces su derecho a intervenir, mientras que Alberto Mercado señalaba que “la situación no era democrática”. Lógicamente, la oposición no hubiera podido intervenir ni aun queriendo, ya que no se entendía absolutamente nada en medio de un espectáculo más propio de un patio de colegio que de un salón de plenos.

El tiempo seguía avanzado, la oposición reclamando, el público gritando, y la corporación popular votando los puntos que se sucedían uno tras otro, precisamente los que había presentado la oposición. Tras ese momento de absoluto descontrol la oposición en bloque decidió levantarse y seguir exigiendo sus derechos. Acto seguido, y tras una breve pausa, comenzaba el pleno ordinario.

Reprochando las no intervenciones, se aprobaron los borradores de las actas de las sesiones plenarias anteriores. El recurso interpuesto en expediente de desahucio administrativo referente al quiosco Parque Montefuerte ha quedado encima de la mesa y la cláusula adicional al convenio suscrito entre Aljarafesa y el Ayuntamiento ha obtenido los votos a favor de PSOE y PP y en contra, PA. Por su parte, la moción presentada por IU para que el Ayuntamiento muestre su apoyo a las reivindicaciones de la plataforma de personas afectadas por la hipoteca ha obtenido los votos a favor de PSOE, PA e IU y en contra del PP y la moción del PA para adaptar las Ordenanzas a la realidad de los comerciantes de Tomares ha contado con los votos a favor de IU, en contra de PP y a la abstención del PSOE. .

MARÍA JOSÉ UFARTE / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos