:::: MENU ::::

sábado, 15 de febrero de 2014

  • 15.2.14
La franquicia, aunque también afectada por la crisis, se ha convertido en uno de los negocios que mejor resisten las embestidas de estos tiempos de penuria económica. Además de esta resistencia, dicho modelo supone una de las vías por las que más apuestan los emprendedores a la hora de desarrollar un proyecto. Prueba de ello es que este sector es uno de los que más empleo genera en Sevilla, donde hay 10.000 personas trabajando en él.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Estos datos se han dado a conocer en la novena edición de Franquishop, un encuentro celebrado en ciudad hispalense donde se dieron cita 60 cadenas de franquicia y cerca de 300 emprendedores, según informó la organización del acto. En Sevilla dicho modelo de negocio se ha consolidado con los años, no sólo a través de las empresas españolas o extranjeras que usan esta fórmula para asentarse en la provincia, sino por las propias enseñas sevillanas que han apostado por él.

Así, según Franquishop, hay registradas 45 cadenas con sede central en la provincia. Muchas de ellas son de nombre conocido porque operan en sectores de referencia como la hostelería y el textil, otras, sin embargo, pese a no sonar tanto, tienen una gran actividad a través de internet, que se ha convertido en una de las principales vías de desarrollo de la franquicia.

Este modelo permite a un emprendedor valerse del respaldo comercial de una marca para desarrollar un negocio a cambio de pagar un canon de entrada, una inversión en el nuevo negocio y un royalty, esto es, un porcentaje o cantidad fija que ha de aportar al franquiciador de los ingresos que obtiene.

No todas las empresas exigen los mismos requisitos, algunos no solicitan canon de entrada y otros también piden un canon al año en publicidad. También muchas firmas establecen una serie de condiciones a la hora de abrir un nuevo local que lleve su nombre, exigencias que llegan a detallarse en aspectos como la dimensión del establecimiento y la decoración.

Una de las novedades que ha traído la crisis es la reducción del espacio de estos locales. Si antes se apostaba por establecimientos de dimensión entre media y grande, ahora la línea se basa en pequeñas tiendas que eviten un gran desembolso en su adquisición o alquiler, con lo que se atrae a un mayor número de emprendedores cuya capacidad de inversión se ha visto bastante menguada con la debacle económica.

Pero, realmente las que más han prosperado en el sector los últimos años han sido las franquicias virtuales, es decir, las que operan a través de internet, lo que supone una drástica reducción de los costes con un nivel de ingresos bastante aceptable y una más pronta y mayor expansión del negocio. Por esta vía han apostado claramente las academias de idiomas que trabajan a través de franquicias, las de formación y las de telecomunicación.

Según la información facilitada por Franquishop, las franquicias en Sevilla suelen emplear una media de entre tres y cuatro empleados. Si se tiene en cuenta que en la provincia hay más de 2.500 establecimientos que funcionan con esta fórmula, el número de empleados alcanza los 10.000. Sevilla supone el 40 por ciento del mercado andaluz de la franquicia, que a nivel estatal sólo adquiere un peso del 15 por ciento.

MARÍA JOSÉ UFARTE / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos