:::: MENU ::::

lunes, 10 de febrero de 2014

  • 10.2.14
Mañana desapacible en Tomares con lluvia y viento donde los locales encajaron su segunda derrota consecutiva, esta vez con una dura reprimenda por parte del Albaida: 0-4.
El resultado final fue muy abultado en cuanto al fútbol que se vio en el San Sebastián, sobre todo en una primera parte que terminaría con empate a cero en el luminoso.

® AD ENTERTAINMENTS ||| PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN

Los tomareños gozaron de ocasiones claras durante el primer acto. La primera fue una galopada de Loma que llegó hasta línea de fondo, donde cedió atrás para Lolo, pero el remate de éste desde el suelo mojado del San Sebastián no fue certero.

La siguiente clara para los auriazules la tuvo Enrique, que tras driblar al portero y un defensa, su disparo fue rechazado bajo palos por la zaga visitante. Se perdonó en los mejores momentos de juego, un buen juego que se fue desvaneciendo con el paso de los minutos hasta llegar al descanso.

Tras la reanudación, llegaría muy pronto el gol visitante. Un dos contra uno frente a Loma acabó con un centro al área tras tocar en el tomareño, el balón describió una parábola y fue a caer a los pies de Ismael, situado entre los dos centrales tomareños. El albaidejo no falló. Llegó el 0-1.

El segundo llegaría tras una falta lateral a favor del Tomares. El equipo quedó mal colocado atrás y el despeje local se convirtió en una contra de 4 contra 1. A pesar de la desorganización, el último jugador visitante que introdujo el balón en la portería se encontraba en fuera de juego. Las protestas tomareñas se saldaron con amarilla para Loma.

Tras el 0-2, el Albaida se quedó con uno menos, pero a los 3 minutos de esta acción, Loma vio la segunda y las fuerzas se volvieron a equiparar. El Tomares se volcó buscando una reacción, pero una nueva contra que supuso el 0-3 acabaron con las ilusiones tomareñas.

Los visitantes se volvieron a quedar con uno menos, pero al Tomares ya no le quedaban fuerzas para más. La puntilla llegó con un penalti de Luis sobre el extomareño Cotorra que él mismo transformó en el definitivo 0-4.

Tras estas dos últimas derrotas el Tomares vuelve a mirar de reojo hacia abajo, donde la zona de descenso no está todo lo lejos que se desearía. Próxima salida, el difícil campo de la Rinconada.

ADRIÁN GUAREÑO / REDACCIÓN

DEPORTES - TOMARES DIGITAL

FIRMAS
Tomares Digital te escucha Escríbenos